Emancipación

Emancipación

Internacionalistas

NOSOTROS

Emancipación es una organización internacionalista que se sitúa en la continuidad de
la IIIª Internacional (1919-28)la Izq. Comunista Española (1930-35)la Izq. Comunista Uruguaya (1929-43)la Izq. Comunista Argentina (1931-43)la OII y la IVª Internacional (1931-48)la UOI y el FOR (1948-2006)

@LEMANCIPACION

FUNDAMENTOS

CAPITALISMO

El capitalismo es el primer modo de producción que se extiende en un único metabolismo por todo el planeta. Está basado en la explotación de una clase trabajadora -el proletariado- por una clase poseedora, la burguesía. Esa explotación tiene un carácter colectivo: no es la «suma» de la explotación empresa a empresa, sector a sector e incluso país a país, sino que es un sistema complejo y universalmente extendido, que encubre en todas sus manifestaciones que el capital no es más que trabajo no remunerado que se extrae del conjunto de los trabajadores en cada ciclo de producción.

CLASE UNIVERSAL

El proletariado es la primera clase universal. En primer lugar porque, producto de un sistema que ocupa ya todo el planeta, está extendida universalmente y definida por una misma y única relación de explotación: el trabajo asalariado. Es esa explotación la que le da intereses iguales en todo el mundo. En segundo lugar, es clase universal porque cuando lucha como clase no reclama ningún tipo de privilegio particular que prepare una nueva forma de explotación, sino que reclama necesidades universales, humanas y genéricas.

COMUNISMO

Por eso la lucha de clases del proletariado anticipa una sociedad, el comunismo, en el que la producción se convierte en una actividad consciente y colectiva orientada no por el capital y su lógica de acumulación sino por la satisfacción de esas mismas necesidades humanas. Una sociedad sin estado ni escasez, sin guerras ni fronteras. La perspectiva comunista está presente en cada una de las expresiones de lucha de los trabajadores como clase, se desarrollen o no. Por eso es la clase revolucionaria del modo de producción capitalista al margen de las subidas y bajadas de su consciencia de clase.

FRONTERAS DE CLASE

INTERNACIONALISMO

Solidaridad del proletariado mundial como unidad frente al capitalismo internacional. Solidaridad tanto en las ideas como en los hechos, dirigida contra la nación y el patriotismo en primer término, países coloniales incluidos. No puede existir interés superior al del proletariado mundial, ni siquiera el de un país donde la revolución hubiese triunfado. Los internacionalistas combaten con igual saña a los dos bandos contendientes en las guerras imperialistas locales tanto como en las guerras de carácter mundial, y señalan como traficantes de carne humana a los respectivos parciales y propagandistas. Proponen y se esfuerzan en organizar la acción de los explotados, en el frente y en la retaguardia, contra sus respectivos gobiernos y mandos militares. Toda defensa nacional -incluso en su grado de resistencia – encubre la explotación y la opresión. El enemigo inmediato está, para cada proletariado, en su propio país; hostilizarlo al máximo es condición para desencadenar la lucha del proletariado en otros países y emprender, unidos, la destrucción del capitalismo en todo el mundo.

CENTRALISMO

El centralismo es la expresión organizativa de la idea de unidad de la clase del proletariado como sujeto político universal. En la clase trabajadora, «centralismo» no significa la adhesión a un principio formal, la defensa de una cierta tipología de estructuras de mando. Y desde luego, no significa concentrar el poder en una única persona o grupo, sino por el contrario, extender el ámbito de cualquier organización de lucha de la clase a todos sus miembros, reflejando el carácter universal que late bajo cada expresión de clase y anteponiéndolo a cualquier particularismo, a cualquier sentimiento o prejuicio, privilegio imaginario u opresión real. Dicho de otra manera: a la hora de reivindicar, organizarnos y luchar no aceptamos divisiones por nacionalidad, sexo, edad, tipo de contrato o cualquier otra cosa; cualquier convocatoria, asamblea o militancia limitada a un sexo, a una nacionalidad, a un tipo de contrato, a los trabajadores de una única lengua materna o cualquier otra división reniega por el hecho de hacerlo, de su carácter de clase.

TÁCTICA COMUNISTA HOY

Todas las facciones de la burguesía, grandes o pequeñas, oprimidas u opresoras, en el mercado o el estado, son reaccionarias hoy. No podemos hacer frente común con ninguna de ellas.

La propiedad estatal no es socialismo. La Rusia stalinista, la China maoista, la Cuba castrista o la Venezuela chavista no fueron nunca socialistas, sino capitalismos de estado.

Todos los nacionalismos son reaccionarios. Desde hace un siglo no hay liberación nacional progresiva posible. Colocarnos bajo una bandera nacional es hacer cola para el matadero.

Los sindicatos son parte integral del estado. La única forma de sacar adelante las luchas es la auto-organizacion, la extensión de las huelgas y la formación de comités que las coordinen entre sí.

¿QUÉ HACER?

DESCUBRE NUESTRAS PUBLICACIONES

ESCRIBENOS

UNETE A LA DISCUSIÓN

PARTICIPA EN UN SEMINARIO

ORGANIZATÉ CON TUS COMPAÑEROS

LUCHA

PUBLICACIONES

Canales en Telegram

Canales en Telegram

Escuela de Marxismo

Escuela de Marxismo

Nuevo Curso

Nuevo Curso

EL NACIMIENTO DE «EMANCIPACIÓN»

2019

Conferencia de Constitución

Próximamente

Los militantes agrupados en y alrededor de la «Conferencia de Organización» se reunirán en Asamblea y constituirán «Emancipación» como organización política.

2019

Conferencia de Organización

Barcelona, Bilbao, Granada, Madrid, Miami, Sapporo, Valladolid

Las distintas iniciativas se unen para preparar una conferencia política que ha de constituir «Emancipación» como una única organización política, con «Nuevo Curso» como su órgano oficial y la «Escuela de Marxismo» como su centro de investigación y formación.

PROCESO DE REORGANIZACIÓN

2018

Liga Emancipación

Granada, Valladolid

Se constituye en Granada y Valladolid, la «Liga Emancipación», primera organización en la península que reivindica la continuidad de la Izquierda Comunista Española desde los años noventa.

2017

Nuevo Curso

NUEVOCURSO.ORG

Primera publicación en español desde 1993 en continuidad con las posiciones de FOR. Se publican de nuevo con asiduidad cas diaria, tomas de posición y análisis de actualidad.

2017

Escuela de Marxismo

Madrid

Comienza una serie de seminarios de reapropiación de los fundamentos del marxismo, de la Revolución española y de la historia de la tendencia internacionalista en España, Argentina, Uruguay, Chile y Brasil. Y seguidamente la recuperación del archivo histórico de nuestra tendencia desde 1920 a 1993.

2011-18

FOR Continuité

París

Los últimos militantes de FOR comienzan a promover en Internet la reconstitución del grupo a partir de las posiciones históricas de la tendencia, comienza la republicación de contenidos de «Alarme» y «Alarma» junto con textos nuevos.

NUESTRA TENDENCIA

1958-2010

Fomento Obrero Revolucionario

ESPAÑA, EEEUU, FRANCIA, GRECIA, ITALIA

Reconstitución de la tendencia a nivel internacional alrededor de las posiciones desarrolladas por la sección española de la IVª Internacional (SECI) y el GCI: carácter capitalista de estado de la URSS stalinista, imposibilidad de «liberaciones nacionales» progresivas en la decadencia capitalista, imposibilidad del «frente único» con organizaciones que han cruzado las fronteras de clase, denuncia de los sindicatos como parte integral del capitalismo de estado en todos los países… El FOR tendrá secciones en España, EEUU, Francia, Grecia e Italia. Mantendrá sus principales publicaciones en papel hasta 1993. En 2000 pasará parte del archivo y comenzará su difusión en Internet bajo el dominio «alarme-for.org» hasta 2006. La organización decae hasta 2010,.

1948-58

Grupo Comunista Internacionalista- Unión Obrera Internacional

ALEMANIA, ESPAÑA, FRANCIA, ITALIA, VIETNAM

La ruptura con la IVª Internacional lleva a la sección española a reconstituise como Grupo Comunista Internacionalista (GCI), que desarrollará actividad clandestina en España desde 1949 hasta la detención, tortura y prisión de sus últimos miembros en el interior. El GCI impulsará un primer intento de reagrupamiento mundial con los elementos internacionalistas que han roto en el IIº Congreso de la Internacional, formando en 1949 la «Unión Obrera Internacional» con varios grupos franceses y un grupo vietnamita que han practicado el derrotismo revolucionario durante la guerra y la ocupación alemana de Francia. La UOI colapsará a principios de 1953 cuando el grupo español en el interior en pleno, incluido G. Munis, caiga a manos de la policía franquista. Los primeros saldrán del penal del Dueso en 1957.

1943-48

Derrotismo Revolucionario durante la IIª Guerra Imperialista Mundial

IVª Internacional

Desde 1943, Natalia Sedova y una minoría internacional encabezada por la sección española (SECI) que se reagrupa en el exilio en México y en Francia, lucharán contra la deriva centrista que lleva a la IVª Internacional a apoyar cada vez más abiertamente a los imperialismos aliados durante la segunda carnicería mundial, defendiendo con Natalia Sedova y otros el derrotismo revolucionario en ambos lados del frente. En el segundo congreso de «la Cuarta», la negativa del Secretariado Internacional a permitir el debate y que el congreso condene el apoyo de sus dos mayores partidos a las «resistencias nacionales», llevará a la ruptura final y la denuncia de la traición de la organización al internacionalismo.

1936-38

Revolución y guerra

GRUPO BOLCHEVIQUE-LENINISTA

El Grupo Bolchevique-Leninista es el único grupo marxista en tomar partido coherentemente por la revolución del 19 de julio en adelante, luchando contra la reconstitución del estado republicano y participando política y físicamente en su última batalla: la insurrección de mayo de 1937 en Barcelona contra el desarme de las milicias y el paso a control estatal de las fábricas, campos y empresas colectivizadas. El GBL se convierte en 1938 en sección española de la IVª Internacional.

1935

Sección española

Izquierda Comunista Internacional

La ICE se rompe en dos. La mayoría abandona la Oposición de Izquierda Internacional para fundirse con el «Bloc Obrer i Camperol» catalán y formar el POUM. La minoría sigue como sección española y se constituirá después, al estallar la revolucion en «Grupo Bolchevique-leninista».

1930

Izquierda Comunista Española

ICE

En Lieja, Bélgica, en torno a grupos de trabajadores migrantes y exiliados, se agrupan de nuevo la corriente fundadora del partido, en batalla contra la stalinización del partido y alineados con la Oposición de Izquierda rusa que entonces se enfrenta a la contrarrevolución stalinista. Junto a ella y otros grupos de todo el mundo, constituirá en 1931 la Oposición de Izquierdda Internacional.

1920

Partido Comunista Español

PCE

El 15 de abril, los grupos internacionalistas agrupados en la Juventud Socialista, constituyen a esta simultáneamente y en todo el país, en «Partido Comunista Español». La IIIª Internacional les forzará en 1921 a la fusión con el Partido Comunista Obrero Español (PCOE), formado por las tendencias centristas del PSOE que salen del partido madre en ese año. El resultado tomará el nombre de «Partido Comunista de España» (PCE).

1879

Partido Socialista Obrero

PSOE

El 2 de mayo se funda la «Agrupación Socialista Madrileña» que organizará en los meses siguientes el «Partido Obrero».

1872

Nueva Federación Madrileña

Madrid

Los marxistas de la sección española, que venían agrupándose en torno a la «Asociación General del Arte de Imprimir», originalmente una cooperativa de trabajo, luego sociedad de socorros mútuos, publican su primer periódico, «La Emancipación» y se constituyen como organización, siendo reconocidos por la Internacional.

1870

Sección Española de la AIT

Barcelona

El Congreso de Barcelona constituye la sección española de la Iª Internacional.

UNA LARGA CONTINUIDAD

Manuel Fernández Grandizo, «Munis»

Manuel Fernández Grandizo, «Munis» Empezando

Ideológicamente no empezamos, sino que reanudamos, porque nunca interrumpimos. Venimos de muy lejos, desde el primer tiempo en que hubo hombres sublevados; vamos de camino, mucho más lejos todavía. Entroncamos con los revolucionarios más cabales de antaño y suscitamos ya los de mañana. De idea en idea, de hombre en hombre, somos el instante imperecedero de la energía reivindicativa del individuo a través de la historia, el continuo afirmativo de las exigencias humanas frente a las contingencias del reaccionario acaecer político. Ser hombre, en nuestra época más perentoriamente que nunca, es comportarse revolucionariamente. Nosotros ejercemos nuestro oficio de hombres sin trapacerías, tembliques ni adulteraciones. Así pues, no empezamos, continuamos

Carlos Marx y Federico Engels

Carlos Marx y Federico Engels La Ideología alemana

La división del trabajo nos brinda ya el primer ejemplo de cómo, mientras los hombres viven en una sociedad primitiva, mientras se da, por tanto, una separación entre el interés particular y el interés común, mientras las actividades, por consiguiente, no aparecen divididas voluntariamente, sino por modo natural, los actos propios del hombre se erigen ante él en un poder ajeno y hostil, que lo sojuzga, en vez de ser él quien los domine. En efecto, a partir del momento en que comienza a dividirse el trabajo, cada cual se mueve en un determinado círculo exclusivo de actividades, que le es impuesto y del que no puede salirse; el hombre es cazador, pescador, pastor o crítico, y no tiene más remedio que seguir siéndolo, si no quiere verse privado de los medios de vida; en el comunismo en cambio, cada individuo no tiene acotado un círculo exclusivo de actividades, sino que puede desarrollar sus aptitudes en la rama que mejor le parezca, la sociedad se encarga de regular la producción general, con lo que hace cabalmente posible que yo pueda dedicarme hoy a esto y mañana a aquello, que pueda por la mañana cazar, por la tarde pescar y por la noche apacentar el ganado, y después de comer, si me place, dedicarme a criticar, sin necesidad de ser exclusivamente cazador, pescador, pastor o crítico, según los casos.

Carlos Marx

Carlos Marx Crítica del programa de Gotha

En el seno de una sociedad colectivista, basada en la propiedad común de los medios de producción, los productores no cambian sus productos; el trabajo invertido en los productos no se presenta aquí, tampoco, como valor de estos productos, como una cualidad material, poseída por ellos, pues aquí, por oposición a lo que sucede en la sociedad capitalista, los trabajos individuales no forman ya parte integrante del trabajo común mediante un rodeo, sino directamente.(…)Habrá desaparecido la avasalladora sujeción de los individuos a la división del trabajo, y con ella también la oposición entre el trabajo intelectual y el trabajo manual, el trabajo no será ya sólo medio de vida, sino que incluso se habrá convertido en la primera necesidad vital, (y) con el desarrollo multifacético de los individuos habrán crecido también sus capacidades productivas y todos los manantiales de la riqueza colectiva fluirán con plenitud.

Carlos Marx y Federico Engels

Carlos Marx y Federico Engels Manifiesto Comunista

Los comunistas sólo se distinguen de los demás partidos proletarios en que, por una parte, en las diferentes luchas nacionales de los proletarios, destacan y hacen valer los intereses comunes a todo el proletariado, independientemente de la nacionalidad; y, por otra parte, en que, en las diferentes fases de desarrollo por que pasa la lucha entre el proletariado y la burguesía, representan siempre los intereses del movimiento en su conjunto.

Johann Eccarius

Johann Eccarius Cuarto informe al Consejo General de la AIT

Incluso en las condiciones políticas más favorables, todo éxito serio de la clase obrera depende de la madurez de la organización y de la disciplina y concentración de sus fuerzas. Incluso su organización nacional fracasa fácilmente por los defectos de su organización al otro lado de las fronteras, ya que todos los países compiten en el mercado mundial y se influyen, por tanto, mutuamente. Solamente el nexo internacional de la clase obrera puede asegurar su victoria definitiva. Y ha sido esta necesidad la que ha creado la Asociación internacional de Trabajadores. Esta no es planta de estufa de una secta o de una teoría. Es la creación natural del movimiento proletario que, a su vez, brota de las tendencias normales e irresistibles de la moderna sociedad. Profundamente compenetrada por la grandeza de su misión, la AIT no se deja intimidar ni extraviar. Su suerte se halla inseparablemente unida desde ahora al progreso histórico de la clase que encierra en su entraña el renacimiento de la Humanidad.

Vladimir Ilich, «Lenin»

Vladimir Ilich, «Lenin» ¿Necesita el proletariado judío un partido político independiente?

Debemos apoyarnos en todo el proletariado, sin diferencias de idioma ni de nacionalidad, cohesionado por la solución mancomunada y constante de los problemas teóricos y prácticos, tácticos y de organización, en vez de crear organizaciones que marchen aisladamente, cada una por su propio camino; en vez de debilitar las fuerzas de nuestro embate, fraccionándonos en multitud de partidos políticos independientes; en vez de introducir el aislamiento y la separación para curar después con emplastos de la cacareada «federación» la enfermedad que nos inoculamos artificialmente.

Lev Davidovich, «Trotski»

Lev Davidovich, «Trotski» Conclusiones de 1905

El soviet organizaba a las masas obreras, dirigía huelgas y manifestaciones, armaba a los obreros y protegía a la población contra los pogromos. Sin embargo, hubo otras organizaciones revolucionarias que hicieron lo mismo antes, al mismo tiempo y después de él, y nunca tuvieron la misma importancia. El secreto de esta importancia radica en que esta asamblea surgió orgánicamente del proletariado durante una lucha directa, determinada en cierto modo por los acontecimientos, que libró al mundo obrero «por la conquista del poder». Si los proletarios, por su parte, y la prensa reaccionaria por la suya dieron al soviet el título de «gobierno proletario» fue porque, de hecho, esta organización no era otra cosa que el embrión de un gobierno revolucionario. El soviet detentaba el poder en la medida en que la potencia revolucionaria de los barrios obreros se lo garantizaba; luchaba directamente por la conquista del poder, en la medida en que éste permanecía aún en manos de una monarquía militar y policíaca. Antes de la aparición del soviet encontramos entre los obreros de la industria numerosas organizaciones revolucionarias, dirigidas sobre todo por la socialdemocracia. Pero eran formaciones «dentro del proletariado», y su fin inmediato era luchar «por adquirir influencia sobre las masas». El soviet, por el contrario, se transformó inmediatamente en «la organización misma del proletariado»; su fin era luchar por «la conquista del poder revolucionario».

Benjamín Peret

Benjamín Peret Manifiesto de los exegetas

En julio de 1936, los trabajadores españoles se apoderaron de todo el aparato económico del país, disolvieron todas las instituciones burguesas, incluida la justicia, la policía y el ejército. El Estado burgués desapareció entonces como un fantasma a las primeras luces del alba. Lo que subsistía en Madrid, no gobernaba sino es con el permiso de los comités obreros. Pero el stalinismo está vigilante y acaba de aplastar en el cascarón el movimiento revolucionario de las masas francesas (junio de 1936). Se levanta contra las milicias obreras en favor del ejército burgués, contra los comités en favor del Estado burgués, trabaja infatigablemente para crear, bajo su control, un gobierno de unión nacional (gobierno Negrín) bajo cuya protección asesina y encarcela a los revolucionarios antes de entregar la revolución a Franco, que acabará su obra, permitiéndole guardar vagamente las apariencias y dejando paso libre a la guerra imperialista, que ayuda a desatar con el pacto Hitler-Stalin, y que una revolución triunfante en España hubiera impedido.

Rosa Luxemburgo

Rosa Luxemburgo La crisis de la socialdemocracia

La política imperialista no es la obra de un Estado cualquiera o de varios Estados, sino que es el producto de un determinado grado de maduración en el desarrollo mundial del capital, un fenómeno internacional por naturaleza, un todo indivisible que sólo se puede reconocer en todas sus relaciones cambiantes y del cual ningún Estado puede sustraerse.(…) El imperialismo ha enterrado completamente el viejo programa democrático burgués; la expansión más allá de las fronteras nacionales (cualesquiera que fuesen las condiciones nacionales de los países anexionados) se convirtió en la plataforma de la burguesía de todos los países. Si el término «nacional» permaneció, su contenido real y su función se han convertido en su contrario; actúa sólo como mísera tapadera de las aspiraciones imperialistas y como grito de batalla de sus rivalidades, como único y último medio ideológico para lograr la adhesión de las masas populares y desempeñar su papel de carne de cañón en las guerras imperialistas. La tendencia general de la actual política capitalista domina como ley ciega y todopoderosa los diversos Estados, como las leyes de la competencia económica determinan imperiosamente las condiciones de producción del empresario aislado.

Antonio Gallo

Antonio Gallo ¿Adónde va la Argentina?

Mariátegui admite no obstante estas contradicciones, que el único modo de liberar al país de la dominación del capital monopolista es mediante la lucha revolucionaria del proletariado. ¿Entonces qué significa la lucha por la liberación nacional? ¿Acaso el proletariado como tal no representa los intereses históricos de la nación en el sentido en que tiende a liberar todas las clases sociales por su acción y a superarlas por su desaparición? Pero para ello necesita, precisamente, no confundirse con los intereses nacionales (que son de la burguesía, pues esta es la clase dominante) que en el terreno interior y exterior se contradicen agudamente. De manera que esa consigna es rotundamente falsa. Solo la revolución socialista puede ser la etapa que corresponde a los países coloniales y semicoloniales atrasados.

Federico Engels

Federico Engels Anti-Duhring

Ni la transformación en sociedades anónimas, ni la transformación en propiedad del Estado quita a las fuerzas productivas la calidad de capital. Es cosa evidente para las sociedades anónimas. Y, a su vez, el Estado moderno no es más que la organización que se da la sociedad burguesa para mantener las condiciones exteriores del modo de producción capitalista, tanto frente a los desmanes de los trabajadores como de los capitales individuales. El Estado moderno, cualquiera que sea su forma, es una máquina esencialmente capitalista, el Estado de los capitalistas, el capitalista colectivo ideal.

Natalia Sedova

Natalia Sedova Testamento, Carta a «Le Soire»

Considero al actual régimen chino, así como al régimen ruso o cualquiera otro levantado sobre este mismo modelo, tan alejado del marxismo y la revolución proletaria como el de Franco en España. El terror policial y las calumnias de Stalin no han sido más que el aspecto político de una lucha a muerte contra la revolución, llevada a cabo por toda la burocracia. No podemos esperar el restablecimiento de la verdad más que de la aniquilación de esta burocracia a manos de la clase obrera a la que ella ha reducido a esclavitud. No espero nada del partido ruso ni de sus imitadores fundamentalmente anticomunistas; cualquier des-stalinización será una trampa si no lleva a la toma del poder por el proletariado y a la disolución de las instituciones policiales, políticas, militares y económicas de la contrarrevolución que creó el capitalismo de Estado staliniano.

Benjamín Peret

Benjamín Peret La IVª Internacional en peligro

Una vez más: la fidelidad al trotskismo no es la repetición literal de lo que el trotskismo dijo ayer, incluso suponiendo que no estuviera distorsionado de una manera derechista. La fidelidad al trotskismo es la rectificación firme, sincera y valiente de algunas de las afirmaciones que se hicieron ayer. La revolución también es revolucionaria; requiere cambios, modificaciones y negaciones radicales de sus propias afirmaciones anteriores. Sí, ¡la revolución también es revolucionaria!

Manuel Fernández Grandizo, «Munis»

Manuel Fernández Grandizo, «Munis» Pro Segundo Manifiesto Comunista

Jamás se ha hablado tanto como hoy de revoluciones victoriosas; jamás se había visto, tampoco, época tan reaccionaria, de Oriente a Occidente. Diríase que el capital está a punto de reafirmar por mil años su dominio embutiendo en el cerebro de sus víctimas, tal una religión, que la explotación planificada es socialismo y la dictadura policíaca de un partido el gobierno del proletariado. Apariencias engañosas. De parte y otra de la línea divisoria entre los bloques, formidables energías revolucionarias han ido acumulándose. Pueden ponerse en movimiento en cualquier momento, en cualquier parte. Pero su cristalización en victoria proletaria se hará imposible sin una nueva organización revolucionaria. La creación de ésta, por el contrario, precipitará un alud irresistible de las masas, tensará todas sus energías hacia el objetivo supremo, una civilización verdadera podrá surgir por primera vez de entre los hombres.

ORÍGENES DE NUESTRA TENDENCIA EN SUDAMÉRICA

ARGENTINA

1940-43

Partido Obrero de la Revolución Socialista

LOS-PORS

Reconstitución de la tendencia internacionalista con una organización independiente (la Liga Obrera Socialista), defendiendo que «la guerra entre uno de nuestros países y uno de los sectores imperialistas será una guerra imperialista». En 1942 se constituyen, bajo auspicios del Buró Latinoamericano de la IVª Internacional en «Partido Obrero de la Revolución Socialista». El partido estallará en mitad de la represión que sigue al golpe de estado del 42 al verse sus tesis fundamentales desautorizadas por el Secretariado Internacional que afirma que «las fuerzas de la IVª Internacional no pueden ser nunca neutrales en una lucha entre un pueblo colonial o semicolonial contra un poder imperialista». Finalmente el SI reconocerá a las tendencias nacionalistas de Posadas y Moreno como sus representantes en Argentina.

1932-37

Izquierda Comunista Argentina

ICA-LCI

El comité inicial gana grupos de fábrica y desde 1933 se refuerza con compañeros retornados de España que han militado en la ICE. Defienden que la revolución socialista está a la orden del día histórico en Suramérica y denuncian la «liberación nacional» y el «frente popular» como una traición al internacionalismo que conducirían a apoyar a la burguesía nacional en caso de guerra imperialista. A partir de 1935 se enfrentan también a la política de «entrismo» que propugna Trotski en la Oposición Internacional y que en Argentina lleva a la dispersión de fuerzas y la confusión de programas.

1929-32

Comité Comunista de Oposición

Oposición de Izquierda Internacional

Tres trabajadores forman el primer grupo de la Oposición de Izquierda Internacional en Argentina.

URUGUAY

1937-43

Liga Bolchevique Leninista

LBL

El debate con las tendencias nacionalistas que vienen desde Argentina y que defienden la «liberación nacional» llevan al acendramiento sobre posiciones similares a las de la Izquierdad Comunista Argentina. Los nacionalistas formarán el POR y los internacionalistas la «Liga Bolchevique-leninista» que evolucionará a partir de 1941 hacia posiciones «antidefensistas», es decir de denuncia de la URSS como un imperialismo más en la guerra en curso. Separados de la IVª Internacional por un Secretariado Internacional cada vez más centrista, la organización se verá abocada a la disolución por la represión que el gobierno en alianza con los el partido stalinista desboca a partir de 1943.

1929

Izquierda Comunista Uruguaya

ICU

Ante los desastres de la «bolchevización» zinovietista del partido y la afirmación stalinista del «socialismo en un solo país», izquierda del Partido Comunista Uruguayo se escinde para colocarse en línea con la Oposición de Izquierda Internacional que se está formando.

ESCRÍBENOS
Animamos grupos de formación y debate en seis ciudades españolas y tenemos corresponsales en México, Argentina y Chile. Organizamos seminarios de formación en vivo y por videoconferencia, y mantenemos varios grupos de discusión en Telegram. Estés donde estés y sea cual sea tu pasaporte o tu lengua, escríbenos y únete.

CONTACTA

Prolétaires de tous les pays, unissez-vous, abolissez les armées, la police, la production de guerre, les frontières, le travail salarié!
Proletários de todos os países, uni-vos, suprimam exércitos, polícia, produção de guerra, fronteiras, trabalho assalariado!
¡Proletarios de todos los países, uníos, suprimid ejércitos, policías, producción de guerra, fronteras, trabajo asalariado!
Workers of all countries, unite, abolish armies, police, war production, borders, wage labor!