¿Por qué surge Liga Emancipación?

En el seno de las luchas por los «derechos» de los trabajadores que van surgiendo por todo el mundo e incentivados por el proyecto de prensa obrera que comenzamos con Nuevo Curso, un grupo de compañeros que vivimos en Granada, hemos decidido conformarnos en grupo político revolucionario con el nombre de Liga Emancipación.

Ante un mar de organizaciones progresistas y nacionalistas, nuestra misión es clara, presentar una clara alternativa internacionalista y revolucionaria, una alternativa verdaderamente comunista. Desde la Liga Emancipación también buscamos ofrecer un verdadero impulso en las luchas y reivindicaciones de la clase trabajadora, reivindicaciones que estamos convencidos que solo han comenzado a levantarse. Empezamos desde la humildad de un pequeño grupo de compañeros, pero en nuestros corazones albergamos un futuro gigantesco, un futuro que sobrepasa la decadencia de un sistema que nos ata a la precariedad, la destrucción social y que cada vez amenaza más con una guerra. Grandes son también nuestras perspectivas y muchos los proyectos que queremos llevar a cabo, con el fin de reorganizar a la clase trabajadora y dejar claro a nuestros compañeros que un futuro diferente si es posible.

Nosotros desde la Liga Emancipación lo tenemos claro, la emancipación de los trabajadores debe ser obra de los propios trabajadores, por lo cual nos debemos otorgar de herramientas para hacer posible dicha emancipación. Para nosotros, esas herramientas también son claras y definidas, el internacionalismo y el comunismo. Debemos recordar una vez más que estos dos pilares fundamentales son inseparables. Somos internacionalistas porque comprendemos que la emancipación de la clase trabajadora pasa por un movimiento revolucionario internacional de la clase proletaria mundial. Somos comunistas porque aspiramos a poner fin a un mundo en que una minoría vive en base a la gran inmensa mayoría, a la cual conduce a la pobreza, la precariedad y como nefasto colofón, la guerra imperialista. Somos comunistas porque aspiramos a que sean los trabajadores los que conduzcan las riendas de su propio futuro en el que el trabajo sea una necesidad vital para la formación de cada persona, no como una cadena que nos subordine al beneficio de una minoría. Tanto el comunismo como el internacionalismo han sido nombres deformados y separados de su significado por parte de aquellas organizaciones que no buscan otra cosa que subordinar la clase trabajadora a la burguesía o a la pequeña burguesía, como hace el nacionalismo. Lo decimos alto y claro, la clase trabajadora debe buscar su autonomía de aquellos que la quieren utilizar para sus intereses que nada tienen que ver con los del proletariado.

En resumen, emprendemos la tarea de formar un grupo político comunista con el objetivo de organizar dentro de nuestras posibilidades al proletariado, siguiendo un camino duro pero necesario, puesto que se nos presenta como toda una exigencia dar el paso adelante y reconocer que el futuro nos pertenece como la clase social que produce día a día todas las riquezas que nos rodean. A la clase trabajadora se le niega hasta su propia existencia, mientras la burguesía continua enriqueciéndose a su costa. Nosotros defendemos no solo la realidad y la fuerza del proletariado, sino que este pueda colocar toda la economía bajo su gestión. Se nos dice que nada puede cambiar, que solo la buena voluntad de la burguesía podría mejorar algo nuestras vidas. Se nos dice que los trabajadores estamos condenados a subordinarnos a otros. La propaganda de la clase dominante nos dibuja una supuesta realidad en la que ellos son el pasado, presente y futuro. Desde la Liga Emancipación decimos que se debe acabar su dominio, que es la hora de la emancipación de la clase trabajadora.

Sígueme en Feedly