Bases

Desde Liga Emancipación, como organización política, planteamos un programa de “mínimos” pero de un profundo contenido revolucionario. La Liga Emancipación busca elevarse como organización al servicio de la clase trabajadora y de su misión histórica, la emancipación del proletariado, clase universal. El panorama de organizaciones nos muestra un total vacío de grupos de militantes revolucionarios que compartan un verdadero programa revolucionario. El panorama es de organizaciones reformistas y nacionalistas que buscan directa o indirectamente colocarse como aliado del campo enemigo de los intereses de los trabajadores, el de la burguesía. Algunos se disfrazan y se escudan en un discurso aparentemente revolucionario, pero profundamente contrarrevolucionario. Los partidos políticos que en el ámbito español se han reivindicado como comunistas han demostrado seguir la línea de la traición , apartándose del campo proletario. Entre ilusiones reformistas de participar en el juego de la democracia burguesa del lado de los explotadores de los trabajadores, de defender el más infame nacionalismo pequeñoburgués, de obviar totalmente la raíz de los problemas que nos sepultan, el capitalismo, estas organizaciones y partidos se han evidenciado como falsos comunistas, dispuestos a las más aberrantes traiciones con tal de que sus líderes puedan entrar en el juego político de la burguesía. Dejemos a estos falsificadores del comunismo con su nostalgia de regímenes no socialista ya caducos y con sus mentiras, y marchemos hacia la que debe ser una organización proletaria con un claro programa revolucionario.

Como decíamos, nuestro programa es básico, pero en él se puede percibir un verdadero programa político revolucionario que nos pueda guiar en la ardua labor de la emancipación de la clase trabajadora.

1. Desde la Liga Emancipación, como grupo político marxista, entendemos que solo la clase trabajadora es la única que puede hacer realidad una sociedad superadora del capitalismo y de toda sociedad de clases. Sólo los trabajadores, como clase revolucionaria, son capaces de abrir las puertas del comunismo a toda la humanidad. Esta es una realidad que muchos trabajadores desconocen o ignoran, creyendo de forma engañada en que el capitalismo fue pasado, es presente y será futuro. Le corresponde a las organizaciones políticas marxistas rasgar este nefasto velo que oculta el horizonte a las masas proletarias.

2. El internacionalismo es un pilar indiscutible de nuestra organización. Entendemos que la misión emancipatoria del proletariado supera fronteras nacionales, haciendo aún vigente el certero lema de “Proletarios de todos los países, uníos”. La construcción de la nueva sociedad debe barrer con las naciones allá por donde triunfe la revolución mundial, fronteras ya debilitadas por el propio capitalismo y su mercado mundial. En el internacionalismo no caben medias tintas, todo patriotismo acaba disipando la misión internacionalista y acaba por encuadrar bajo el capital nacional. La traición al internacionalismo es la traición al proletariado, manteniendo las cadenas nacionales, las cadenas de las enemistades nacionales y de la guerra.

3. Somos comunistas porque luchamos por la abolición del Estado, de las clases sociales y de las relaciones mercantiles que han envenenado las relaciones humanas. Contemplamos en el comunismo la sociedad de la abundancia, cuya viabilidad se va haciendo cada día más evidente. Es nuestra meta que se haga realidad el principio básico del comunismo de a cada cual según sus necesidades, de cada cual según sus capacidades.

4. Para alcanzar esta meta, es necesario que previamente sea el proletariado el que tome las riendas de su futuro mediante una revolución mundial. Una revolución en la que el proletariado tome el poder a través de sus propias instituciones que conformen el Estado socialista, totalmente diferenciado del Estado capitalista. El Estado proletario debe asegurar el control de los trabajadores sobre los medios de producción, la planificación económica y el comienzo de la transición hacia el comunismo. Desde el primer momento se debe establecer el objetivo de minar las relaciones mercantiles y capitalistas, definitorias del régimen superado.

5. Liga Emancipación se plantea como un grupo político que quiere efectuar una labor política revolucionaria de organización y formación del proletariado, con el fin de combatir la ideología burguesa y su propaganda cotidiana, la cual se debe superar para hacer entender a nuestros compañeros trabajadores cual es el camino que posibilita su poder y emancipación.

6 . Como organización internacionalista, creemos que es necesario reforzar los lazos con organizaciones hermanas por todo el mundo. Estos lazos son totalmente necesarios con la perspectiva futura de formar la futura Internacional que coordine la acción de los militantes comunistas.

Sígueme en Feedly